mhamid el ghozlane

Plano del ksar

Información básica

  • Habitado.
  • Estado de conservación: bien conservado.
  • Superficie: 3.3 Ha.
  • Población: 818 habitantes.
  • Ocupación: 85%.
  • Étnias: Drauas (árabes) y Chorfas Alaouites.
  • Reparto de las familias: 73 familias en el ksar y 30 familias en el palmeral.

Puntos de interés

  • Calle principal
  • Puerta Este
  • Puerta Oeste
  • Cementerio
  • Viviendas dispersas
  • Mezquita
  • Mezquita Nueva
  • Carretera
  • Pozo

Calle principal de Mhamid El Ghozlane

Adarve o calle secundaria

Descripción

Se trata del ksar tradicional más grande, y uno de los mejores conservados de este lado del oasis. Al norte del ksar se encuentra el antiguo cauce del río Draa, normalmente seco.

Su estructura urbana es en ‘espina de pez’ con una calle principal (1) descubierta que conecta las dos puertas de acceso al ksar (2-3) al ksar, al este y al oeste. Tiene una configuración claramente defensiva, con edificios que se vuelcan al interior y con escasos accesos desde el palmeral y las huertas que le rodean. Todas las calles son de tierra apisonada. Son de gran relevancia los adarves, cubiertos, que parten de la calle principal y, como arterias, van ‘irrigando’ todo el poblado y permitiendo el acceso a las viviendas.

Podemos apreciar tres barrios diferentes dentro del ksar, sin poder determinar su origen o evolución. El barrio judío se encuentra en la zona noreste del poblado y en él distinguimos edificaciones con materiales constructivos más nobles (cimentaciones de cal y piedra) y torres y remates de edificación con una mayor decoración. Se pueden observar también las distintas decoraciones en los dinteles de las puertas de las viviendas. En la zona oeste del ksar se encuentra un gran cementerio (4) con algunos elementos decorativos curiosos.

En los últimos años han proliferado las viviendas dispersas por el palmeral (5), fuera del núcleo amurallado. Suelen ser viviendas familiares vinculadas a las huertas. En general, son viviendas modernas construidas en tierra y según técnicas tradicionales.

Por su tamaño y su pasado histórico, Mhamid es uno de los pueblos que permanece más vivo en la actualidad. Es uno de los pocos ksur en el oasis que consta de equipamientos como guardería o escuela infantil y el único que tiene un campo de fútbol. Además, es el primer pueblo donde se ha constituido una cooperativa femenina, con la revolución a nivel social que esto supone. La cooperativa se enfoca principalmente al trabajo con la palmera, producción-comercialización de productos a base de dátiles, cestería, etc.

Sección y alzado de la puerta Oeste del ksar

Cúpula de la mezquita de Mhamid El Ghozlane

La antigua mezquita (6) constituye el elemento arquitectónico más relevante del ksar y de todo el oasis. Se encuentra situada en la calle principal descubierta. Se trata de un edificio que, históricamente, aparte de cumplir su función religiosa cumplía una función de encuentro de gente e intercambio de saberes.

Hoy en día está abandonada, ya que la población local prefiere usar la nueva mezquita (7) de hormigón, situación muy frecuente en el oasis. Su degradación es evidente. No obstante, todavía se mantienen en pie sus muros, pilares y gran parte de los forjados. Tiene planta cuadrada, diferenciándose en ella dos espacios: la sala de oración y el hammam.

Tiene una superficie de unos 640 metros cuadrados, muy superior a la de las demás mezquitas que encontramos en el oasis e incluso en otros oasis del sur marroquí. La sala de oración, completamente encalada, consta de un patio, inusual en este tipo de mezquitas del desierto. Las columnas conforman pórticos paralelos a la quibla que configuran siete naves de nueve intercolumnios cada una. No tiene alminar, utilizándose la cubierta para la llamada a la oración.

El muro situado al Este, la quibla, consta de dos nichos horadados en el muro: el mihrab y el mimbar, hueco en el que se oculta el mimbar. Toda la estructura de la mezquita es arquitrabada, con pórticos columnados construidos con adobes, y madera de tamarisco o palmera para constituir los forjados de cubierta. Se altera esta configuración estructural sólo en el tramo inmediatamente delante del mihrab, donde aparece una cúpula que señala el punto más importante de la mezquita. En la parte posterior de la sala de oración hay una estancia para amortajar a los difuntos.

En el lado oeste del edificio están los baños (o hammam), que hoy en día siguen en uso, a pesar de que la mezquita ya no sea utilizada para el culto. Hay distintas estancias: un pozo, un espacio donde se calienta el agua con una hoguera, una leñera y una zona para el baño propiamente dicho, donde hay pequeños cubículos para realizar el aseo personal. En la parte superior de los baños antiguamente había una escuela coránica que actualmente ha desaparecido. Hay dos escaleras que acceden a la cubierta, una desde el vestíbulo de entrada y otra desde el pozo.

El muro situado al Este, la quibla, consta de dos nichos horadados en el muro: el mihrab y el mimbar, hueco en el que se oculta el mimbar. Toda la estructura de la mezquita es arquitrabada, con pórticos columnados construidos con adobes, y madera de tamarisco o palmera para constituir los forjados de cubierta. Se altera esta configuración estructural sólo en el tramo inmediatamente delante del mihrab, donde aparece una cúpula que señala el punto más importante de la mezquita. En la parte posterior de la sala de oración hay una estancia para amortajar a los difuntos.

En el lado oeste del edificio están los baños (o hammam), que hoy en día siguen en uso, a pesar de que la mezquita ya no sea utilizada para el culto. Hay distintas estancias: un pozo, un espacio donde se calienta el agua con una hoguera, una leñera y una zona para el baño propiamente dicho, donde hay pequeños cubículos para realizar el aseo personal. En la parte superior de los baños antiguamente había una escuela coránica que actualmente ha desaparecido. Hay dos escaleras que acceden a la cubierta, una desde el vestíbulo de entrada y otra desde el pozo.

Los muros de la mezquita están construidos con tapial, observándose las distintas trazas de las diferentes épocas de construcción, y constan tan solo de algunos pequeños huecos de iluminación y ventilación. La parte superior de los muros está construida con adobes, según las necesidades constructivas, es decir, en los puntos de apoyo de las vigas, en los petos, etc.

A lo largo de la historia ha sufrido diferentes ampliaciones y modificaciones y su estado de conservación actual es muy delicado. Hay partes de los forjados de la zona norte que están hundidas y como se puede apreciar, no todas las reparaciones que se le han hecho han sido acertadas, como los revestimientos con mortero de cemento de los pilares, que sólo han contribuido a acelerar su deterioro.

En la parte exterior de la mezquita existen dos cementerios, uno delante de la quibla y otro junto a la sala para calentar agua, hacia el norte.

Alzado de la mezquita antigua

Sección de la mezquita antigua

Planta de la mezquita antigua