paseos

Elementos de interés

Dunas

Agua

Vegetación

Las dunas

El abstracto paisaje, la absoluta soledad y la inmensidad de tonos ocres que ofrece el horizonte resultan impresionantes. Sin embargo, el mayor de los espectáculos es contemplar el firmamento en la noche. Sólo en el remoto desierto es posible yacer bajo tal miríada de estrellas. La experiencia es tan bella como sobrecogedora.

El Oasis Sagrado

Este oasis cuenta con un manantial de aguas superficiales donde acuden los burros, las cabras y los dromedarios que surcan el desierto para beber la escasa agua disponible. Es al mismo tiempo un buen lugar para recoger los dátiles que las palmeras ofrecen. Allí existe también una pequeña kasbah habitada.

Paseo 9

Realizar la excursión a Erg Chigaga es una oportunidad única para contemplar el bello espectáculo del desierto. Sus dunas, cercanas a la vecina Argelia, son las más grandes de la región, con una altura de hasta 300 metros y una extensión de 40 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho.

La ruta parte de Mhamid Nuevo, donde acaba la carretera señalizada que viene de Zagora, la N-9. A partir de allí el visitante ha de continuar a través de pistas de tierra tan sólo accesibles en 4x4 o en dromedario. Hay numerosas empresas en la localidad dedicadas a organizar este tipo de rutas en diversas modalidades.

Una vez se parte de Mhamid Nuevo, mientras vamos dejando atrás las palmeras del oasis, el camino pedregoso y todavía compacto nos ofrece la oportunidad de ver rebaños de dromedarios que vagan libres pastando por la zona. También podemos encontrarnos con pequeños grupos nómadas en busca de avituallamiento cerca de los pocos pozos que hay en muchos kilómetros a la redonda.

A mitad de camino se encuentra el Oasis Sagrado de Oum Lâalag, un lugar que evoca el verdadero sentido de lo que un oasis representa: islas de vida rodeadas de inmensidad desértica. Siguiendo el camino, el terreno va conformado una amplia llanura de paisaje pedregoso en la que abundan las dunas y donde en el pasado existió un gran lago. Es la conocida como Hamada del Draa, donde las únicas muestras de vida que se pueden observar son pequeños arbustos de hojas carnosas y algunos árboles que buscan la poca humedad que se encuentra en el subsuelo.

Es aconsejable llegar a Erg Chigaga antes del atardecer, con tiempo para alojarse en alguno de los campamentos turísticos que hay en las inmediaciones y de adentrarse en el desierto para contemplar desde lo alto de una duna la caída del sol.

Puesta de sol en Erg Chigaga

Oasis Sagrado de Oum Lâalag